Siglo XX

15 abr. 2018

Me arrepiento cada dia
de nacer con vida;
odio a mi vieja
por haberme parido
y a mi padre
por dejarme existir.

Pago mi derecho a
este mundo cogiendo;
soy la prostituta de
dios sacrosanto.

No pido amor porque
no puedo darlo;
sobrevivo a semen
y abrazos.

Mi sentir y mi mente
van por separado
extremadamente
aislados.

Mi alma es la atlantida
del siglo veinte
enquilombado
y no hay escape
ni resolución.
Existo en una
tragedia griega.
Espero el éxodo.

0 opiniones, saludos, etc :