Juegos de Azar

13 jul. 2016

Me pregunto
qué pasaría si, un día,
ese señor que pide permiso
para sentarse a mi lado en el bondi,
con su codo en mi codo
y el muslo en mi rodilla,
que apoya una mano
en el fierro del asiento de adelante
y no mira a los costados,
qué tal si ese hombre fuera mi padre?

0 opiniones, saludos, etc :